Los túmulos de Vergina desvelan nuevos secretos

Aegae es el nombre de la antigua capital del reino griego de Macedonia. Hasta los años 70 era un pequeño pueblo del norte de grecia llamado Vergina sin ninguna referencia con el pasado histórico de un país que tampoco existía ya, dado que Macedonia no fue de nuevo oficialmente un estado independiente hasta el año 1991.

Fue el arqueológo griego Manolis Andronikos quien hizo un descubrimiento que dió la vuelta al mundo: Dentro del conjunto de túmulos (tumbas en forma de pequeña elevación de tierra), que estaban localizados muy cerca del pueblo actual, había uno mucho más grande que los demás que, una vez excavado, descubrió todos sus secretos: enterrados dentro de él habia tres pequeños edificios en forma de templo griego en los que se descubrió el mayor tesoro que nunca se ha hallado en Grecia: oro, plata y piedras preciosas. Pero el mayor tesoro no era el meramente económico de las piezas en sí, sino el tesoro artístico y sobre todo histórico que Andronikos consiguió revelar al mundo, pues aquellas eran las tumbas de tres reyes de macedonia: Filipo II, padre de Alejandro Magno y muy posiblemente las de su hijo bastardo Filipo III Arrideo (hermanastro de Alejandro) y del hijo del conquistador de Persia: Alejandro IV. El munto entero esperó con ansia la notícia de que también se había hallado la tumba del Gran Alejandro, pero era imposible, dado Alejandro murió en Babilonia y fue enterrado en el norte de Egipto, en Alejandría.

Las tres tumbas estaban intactas, no habiendo sido violadas por los saqueadores, y en ellas se descubrieron bellisimas coronas de oro, Urnas funerarias macedonias (larnax), de forma cuadrada y realizadas en oro macizo y con la estrella argeada ( nombre de la casa real de Filipo y Alejandro) grabada en la tapa; un escudo reducido a piezas por el tiempo; una armadura en hierro y oro; grebas (espinilleras) y otros utensilios militares: espada, casco etc…

Han pasado muchos años desde entonces y la comunidad científica internacional parecía haber dado por buena la suposición de Andronikos acerca de la identidad de los personajes enterrados allí…Hasta ahora, pues un equipo interdisciplinar ha estudiado de nuevo el yacimiento junto a National Geographic y ha elaborado una nueva teoría atrevida y ciertamente apasionante. Según ellos, el estilo de los frescos encontrados en la tumba principal, determinados detalles arquitectónicos y la unidad de medida de diversas piezas no encajan con la época en la que vivió Filipo, por lo que creen que la tumba principal en realidad corresponde a la que debería haber ocupado Alejandro, pero como éste murió en Babilonia y fue enterrado por su general Tolomeo en Alejandría (el famoso soma que tanto busca Zahi Hawass), creen que se reutilizó para su hermanastro Filipo Arrideo y éste se hizo enterrar con los objetos de su hermano… Es decir que el peto, el casco, el escudo, la espada, la corona, el larnax real y el cetro encontrados corresponden en realidad a Alejandro!. De poder comprobarse esta teoría, el museo de Vergina se convertirá en un sitio de peregrinaje obligado para mucha gente a la que todavía embruja la figura del gran macedonio Alejandro (al que dedicaremos otro día una minibiografía).

Descansen todos en paz…

 

Anuncios

~ por nvmantinus en abril 28, 2008.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: