¡¡Salvemos Numancia!!

numancia1.gif El cerco de Numancia por Escipión.

Ha llegado a nuestros oidos un nuevo atropello urbanístico, en este caso en proyecto, que puede agredir directamente a uno de los más importantes yacimientos históricos de la península, el cerro situado a unos 9 km de Soria, en el término municipal de Garray, más conocido por su nombre celtíbero, Numancia.

El ayuntamiento de Soria (como no, una vez más las corruptas administraciones locales españolas) y la Junta de Castilla y León ( aún más grave, si cabe ), quieren construir un polígono industrial y una urbanización en las inmediaciones del cerro, rodeado por dos rios, el Merdancho y el Duero. Situado muy cerca de Soria y, todavía hoy imponente en su altura dominante sobre toda la zona, El cerro de Garray es uno de los puntos de interés históricos más importantes de la historia de la guerras celtíberas y de la romanización de la antigua hispania. Su nombre fue citado por una gran cantidad de escritores clásicos, desde Apiano en su libro sobre las guerras celtibéricas a Diodoro de Sicilia, Tito Livio, Valerio Máximo, Plutarco, Dion Casio, Paulo Orosio y otros.

El enclave fue ocupado, dada su perfecta situación estratégica, desde antiguo, aunque fue durante las guerras de ocupación romana del interior de la península cuando su nombre entró de lleno en la leyenda. La ciudad, principal enclave de la tribu celtíbera de los arévacos, hizo que su negativa a ceder ante los hijos de la loba y su resistencia contra todo pronóstico a los diversos ejércitos que año tras año se enviaban para sojuzgarla, se convirtiera en un acicate para que el resto de tribus se alzaran contra la dominación de Roma.

Durante más de 18 años lograron mantener intacta su posición. El terror que los guerreros arévacos generaban en el inconsciente romano fue tal, que en varias fases del conflicto, los conscriptores romanos tuvieron verdaderos problemas para reclutar nuevas tropas ante las enormes bajas que se producían ante la pequeña ciudad. Éste es quizás el dato más relevante de su resistencia, ya que la desproporcion de fuerzas era desmesurada. Numancia es una ciudad relativamente pequeña y el número total de guerreros arévacos nunca debió ser superior a 15.000 hombres (hay varias teorías al respecto, pero éste es el número más aproximado al real), con lo que, si tenemos en cuenta que, por ejemplo, sólo el ejército de Quinto Pompeyo estaba compuesto por más de 30.000 legionarios, podemos observar que la machada numantina fue de órdago.

Todo acabó cuando el senado romano, harto de mantener una sangría de bajas permanente y de permitir que el prestigio de Roma se viniera abajo, junto con la moral de sus tropas, por culpa de una minúscula ciudad llena de provincianos sin civilizar, envió en el año 134 a.c a su mejor general de entonces, Publio Cornelio Escipión Emiliano, descendiente del “Africano” y también conquistador y destructor final de Cartago en la tercera guerra púnica. Se le envió con órdenes de acabar de una vez por todas y con mayores recursos que todos los anteriores. Escipión reordenó el ejército, inició un cerco alrededor de la ciudad mediante la construcción de un foso y varios campamentos que impedían que nadie pudiera salir de la ciudad, y 15 meses después, consiguió que los numantinos se rindieran por hambre.

Si habéis visitado el yacimiento, habréis observado la patética falta de medios para la correcta divulgación del mismo. Las instalaciones son pequeñas, antiguas y penosas, y no existe ningún museo in situ, como creo yo que debería ser. Una vez más la dejadez de algunos gobiernos autonómicos por su patrimonio cultural es muy patente y impide que sitios como numancia se conviertan en auténticos motores turísticos de las zonas donde están situados. Si encima, le añadimos la inclusión de elementos distorsionadores como el polígono industrial que está en proyecto, el daño permanente para el patrimonio español puede llegar a ser irreparable.

Opongámonos a su construcción, integrándonos en las filas de los opositores a su proyectado emplazamiento como la Real Academia de la História, La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y La Facultad de História de la UNED.

A por ellos!!!!

Anuncios

~ por nvmantinus en febrero 17, 2008.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: