Curiosidades Romanas

Esta semana hemos conocido que el Ayuntamiento de Roma y las autoridades arqueológicas del museo de la ciudad eterna van a aperturar al público la casa de Octavio Augusto. La noticia en si no ha merecido ni una misera nota en los periódicos y ha llegado a mis oidos a través de terraeantiquae y la fabulosa revista “la aventura de la história”.

Es cierto que Augusto, el primer emperador de Roma, hace siglos que ya no es noticia de actualidad, sobre todo viviendo en la superficial y acelerada sociedad actual, pero que la casa donde vivió y murió, y desde donde gobernó un vastísimo imperio que incluye la Europa actual, el norte de África y parte de Asia, haya perdurado en el tiempo y pueda visitarse in situ, merece a mi entender una pequeña reflexión.

Vaya personaje, nuestro Augusto. Un verdadero mafioso a la romana. Alguien que inventó, sin saberlo, la Europa en la que hoy vivimos, expandiendo el latín y el modo de vida de su país natal. Un tipo que, habiendo sido nombrado heredero de Julio César, asesinado por pretender ejercer la tiranía, fue a su vez un tirano aún peor que su tio, pero consiguiendo mantener una apariencia de legalidad y de respeto a las instituciones de la República que le hizo ser nombrado “padre de la patria”, y ser recordado como el mejor gobernante que nunca tuvo Roma ( no sé si por miedo a las más que probables represalias por llevarle la contraria en algo o por la excelente teatralidad del personaje).

Una vez en el poder, se deshizo de todo aquel que fuera un obstáculo, eliminando a, entre otros, Marco Antonio, Bruto, Cleopatra,  y a Cesarión, el hijo de César.

Gobernó muchos años  manteniendo un poder absoluto sobre todas las decisiones del imperio, pero no fué una persona ostentosa en absoluto. Vivió humildemente en una casa pequeña (la ahora restaurada) del monte Palatino y nunca hizo alardes de su poder en público.

Al morir, reunió a sus amigos y familiares y les preguntó: “¿Cómo he interpretado mi papel en la comedia de la vida?…. Todo un cínico.

El modelo de augusto es, a mi entender, perfectamente actual. Sólo hay que ver a muchos líderes del supuesto mundo libre mantener con sus actos una apariencia de legalidad que sólo esconde un reverso oscuro y tenebroso…

Sed felices…todo lo que os dejen.

Anuncios

~ por nvmantinus en enero 18, 2008.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: